Loading...

 

Al hacer un empaque con película de polietileno termoencogible, es muy importante poner atención en las costuras que se hacen para armarlo y darle forma, ya que al estar expuesto a la fuerza del viento durante el traslado de la mercancía, un desprendimiento de costura puede ocasionar que el empaque se rasgue por completo, convirtiéndose en un peligro potencial para los demás usuarios de la carretera por donde se está circulando. 

Es de suma importancia cuidar las condiciones en las que se realiza el trabajo, especialmente en cuanto a limpieza del lugar, ya que el polvo que se adhiere a la película impide que se haga una buena fusión al derretirla y pegar los pliegos. También es importante contar con una adecuada iluminación, y que el trabajo se haga protegido de la lluvia y del viento excesivo. 

Al derretir el plástico con una pistola de calor, es necesario asegurarse que el aire caliente que emite la pistola se mantenga en contacto con la película el tiempo suficiente para derretirla por completo, y al juntar los dos pliegos para fusionarlos es de gran utilidad tener un área de soporte para poder ejercer una presión suficiente que los una (encontrar estas áreas con soporte nos ayuda a planear donde hacer las costuras del empaque al momento de la inspección inicial). 

Tener costuras bien hechas, aunado a una adecuada preparación de la pieza que se va a empacar (protegiendo el empaque de los filos de la construcción misma de la pieza) nos va a permitir tener un empaque que cumpla con su función de proteger la mercancía durante su transportación y almacenaje en sitio final.